Search
Close this search box.

LA DANZA DE LOS LIBERTADORES NOS PRESENTA A UN  BOLÍVAR CON FLAMENCO

Prensa MPPC (18/05/2024) España trajo a este Festival Mundial Viva Venezuela la épica de la emancipación y de su figura central, Simón Bolívar, vista a través del tablao flamenco en La danza de los libertadores. Una inspiración que supo ajustarse al rigor interpretativo que exige el baile flamenco.

El Teatro Nacional Román Chalbaud, será el escenario para las tres presentaciones de este espectáculo los días 17, 18 y 19 de mayo que representa a España en el Festival.

La fuerza del flamenco en la soltura de un bailarín como David Morales hace que la puesta en escena sobre el tablao recuerde a los grandes referentes españoles de este género como Joaquín Cortes, Farruquito y Antonio Canales en su momento.

David Morales inició su carrera con tan solo 6 años de edad. La prensa de la época no tardó en llamarlo el niño de los pies de oro. Con la representación del momento cumbre en la vida del Libertador, Morales deja ver como a sus 53 años continúa con la misma energía de su zapateao sobre las tablas.

La actriz Aura Rivas abre la primera escena representando a una Manuela Sáenz en su vejez y recuerdos, suspirando y recordando su vida junto a Bolívar.

Al concluir la obra con el público asistente aplaudiendo de pie a un Simón Bolívar ovacionado y exhausto por el baile, David Morales abandona el personaje y en bastidores concede una breve entrevista.

-¿Qué significa para un artista como usted, encarnar a un personaje como Bolívar?

-Bueno, yo soñé mucho con el personaje antes de tomar la decisión de encarnarlo. Conocí el libro de las cartas de amor de Bolívar y Manuela y me enamoró como le escribía Manuelita Sáenz al Libertador. Busqué las comparaciones y como yo podía acercarme, que era a través del baile. Y cuando descubrí que Simón Bolívar era un gran bailarín y que le gustaba el baile, ahí lo tuve clarísimo: de que podía ser un espectáculo sobre su obra, sobre su vida. Y entonces hicimos Amor y Libertad, que fue el primer espectáculo que realizamos sobre las cartas de amor. Y bueno, yo creo que con todo el respeto del mundo, con todo el amor, todo el cariño, intento mostrar ese Simón Bolívar humano, el Simón Bolívar enamoradizo, sensual, cariñoso, luchador. Ya no de batallas, porque la historia la conocemos, pero luchador de cosas imposibles. Y creo que ahí fue donde me encarnó un poco el hacer la figura de Simón Bolívar, un personaje.

Es una historia que sin duda alguna pudiera asimilarla el flamenco, incluso, el detalle de ese sincretismo entre los tambores y el flamenco quizás nunca visto. ¿Cómo se inspira eso?

Claro, nuestra música, el flamenco, nace del grito del pueblo andaluz, de esa queja, aunque el flamenco se celebra para todas las fiestas y todas las alegrías, pero nace, hay un mestizaje muy importante en el flamenco, que es el árabe que pasa por la Andalucía, el gitano que viene delante de la India, el obrero andaluz. En ese mestizaje nace esa música que lo que hace es cantar su pena o cantar su alegría.

Y el flamenco es muy dado a mostrar queja y a intentar que el público se sienta emocionado, tanto cuando cantas una alegría o bailas una alegría, o cuando estás en una tristeza y eres capaz de bailar y soltar dos lágrimas porque estás metido en esa tristeza. Y después, bueno, nuestro director musical que es uno de los compositores y guitarristas más reconocidos en España, Salvador Andrades, hizo una investigación muy importante de los cantes y bailes de ida y vuelta que tenemos en el flamenco.

Esos marineros, esos viajeros que venían a América, escuchaban la música que había aquí y volvieron a España con otras melodías, con otras cosas. Del joropo, por ejemplo, nosotros hicimos el año pasado, hace dos años, un joropo aflamencado, que tiene mucho que ver con la bulería nuestra en el flamenco. El joropo, los compases, los ritmos y el tambor tiene que ver mucho a lo mejor con uno de nuestros bailes que son tangos. Tiene que ver que somos un mismo pueblo, mucho vínculo. La negra baila por rumba y el bailaor flamenco está bailando por tambor. Creo que eso es lo más emocionante que el público puede rescatar de esa obra, de ese mestizaje que es muy importante.

T y F: Alfredo Tamayo (Prensa MPPC)

noticias destacadas

archivo de
noticias

Meses

Comparte este texto

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram