Search
Close this search box.

La cultura tomó la Plaza de Los Museos llenando de emoción al pueblo caraqueño

Prensa MPPC (16/05/2024).- Con una nutrida programación cultural, este jueves 16 de mayo se llevó a cabo una nueva jornada del Festival Mundial Viva Venezuela en los espacios abiertos de la Plaza de Los Museos, en Caracas, dejando al público gratamente complacido.

La fiesta cultural abrió al ritmo del joropo tuyero, bajo los acordes del arpa y maracas de Oswaldo Cova y Juan Carlos Aponte, para poner a bailar “bien zapateado” a las parejas presentes.

Este género musical es propio del folclor venezolano ubicado por raíz, esencia y tradición en la región de los valles del Tuy, estado Miranda, conformado por las poblaciones de Tácata, Cúa, Charallave, Ocumare del Tuy, Yare, Santa Teresa y Santa Lucía, interpretado con un arpa de 32 cuerdas con 13 tiples de acero y sus graves con cuero de venado entorchado y un par de maracas que las toca el mismo cantador, tradicionalmente conocido como “Arpa, maraca y Buche (Cantador)”.

Al atardecer cultural en la tarima central se unió el pasacalle de los Bandos y Parranda de los Santos Inocentes de Caucagua, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en la modalidad de Buenas Prácticas de la UNESCO, cuya manifestación es bicentenaria y fortalece los valores históricos, identitarios y artísticos de la población mirandina del municipio Acevedo, siendo el noveno expediente venezolano ante la instancia cultural.

El origen de esta manifestación data de la época colonial en esos territorios en los que los afrodescendientes llevados allí fueron destinados a la siembra, cultivo y recolección del cacao. Los dueños de las grandes haciendas, como una dádiva, les concedían como libre el día de los Santos Inocentes del calendario católico.

Espacio para la cultura internacional

El espectáculo cultural sirvió de escenario para una magistral demostración musical de la joven Estefani Zeng, en representación de la Federación de Asociaciones de la República Popular China, quien interpretó unas piezas musicales con el Guzheng, un milenario instrumento de cuerda tradicional chino que cautiva al mundo, teniendo su origen en la etnia Han y que ha sido muy acogido por la cultura asiática hasta la actualidad.

“Es un instrumento tradicional muy bonito”, comentó.

El guzheng es antecesor de varios instrumentos musicales, como el koto japonés y el gayageum coreano. Es también conocido como “cítara china”, posee entre 16 y 26 cuerdas hechas de acero de diferente grosor, además de una caja de resonancia construida de madera de paulownia imperial. Las cuerdas están levantadas por puentes y divididas en dos secciones que permiten, por un lado, tocar los tonos de la escala pentatónica (escala de cinco tonos), y por el otro, generar efectos sobre las cuerdas, como vibrato, glissando o cambios de altura.

Por su parte, la Banda de gaitas “Xuntanzas Fillos de Ourense”, perteneciente a la Hermandad Gallega, también difundió la cultura gallega a los caraqueños.

Manuel Fajardo, director del grupo, explicó la importancia de las raíces culturales de Galicia y los Celtas. “Estamos agradecidos de representar la cultura gallega en estos espacios, es una oportunidad para conocer las culturas internacionales”.

Desde Palestina llegó el Grupo Folclórico Palestino, una expresión artística que celebra la rica herencia cultural y tradiciones del pueblo palestino a través de la danza, la música y el vestuario tradicional.

La agrupación preserva y promueve las danzas folclóricas palestinas, que reflejan la diversidad de las regiones y comunidades dentro de Palestina. Los bailes estuvieron acompañados de música en vivo, utilizando instrumentos tradicionales como el oud, el derbake y el violín. Los trajes coloridos y adornados son una parte integral de la presentación, ya que representan la identidad y la historia de cada región.

La puesta en escena estuvo acompañada por el excelentísimo Embajador de Palestina en Venezuela, Fadi Alzaben, quien muy emocionado agradeció al ministro de Cultura, Ernesto Villegas, y al Gobierno Bolivariano de Venezuela por las muestras de apoyo y solidaridad.

“Hermanos, a pesar de la tristeza, genocidio y matanza en Palestina venimos a enseñarles vida, porque en Palestina hay un patrimonio de alegría y resistencia, que viva Palestina Libre, y que viva Venezuela, ustedes merecen nuestra solidaridad, gracias por tanto apoyo”, manifestó el diplomático.

“¡Viva Palestina Libre!”, fue el grito del público presente en respuesta solidaria con el pueblo árabe hermano.

Música tradicional venezolana puso a bailar a todos

La música llanera y la bandola guaribera se apoderaron de la Plaza de los Museos, gracias a la presentación de la agrupación IMACU, oriunda de San José de Guaribe, estado Guárico, población donde no se acostumbra a sentarse a escuchar a alguien tocar, sino para bailarla, y mientras más parejas haya en la pista, se puede decir que mejor es el intérprete. Y esta Guataca no fue la excepción. Desde que sonaron los primeros compases.

En esta ocasión, deleitaron con algunas piezas interpretadas por la bandola cordillerana o guaribera y el joropo yabajero, variantes del joropo en la entidad.

Seguidamente, desde la población de Curiepe, estado Miranda, llegó con su sabor afrodescendiente la agrupación musical “La Muchachera de Curiepe”, conformada en su totalidad por niños y jóvenes de la localidad.

Este grupo artístico, cuyo único fin es la enseñanza y divulgación de las expresiones culturales de la zona barloventeña, se fundó en 1978 bajo la orientación de Luisa Madríz.

“Quiero agradecer esta oportunidad que nos permitió la vida y hay que aprovecharla, que Dios bendiga a todos los niños de Venezuela y en especial a los niños afrovenezolanos”, expresó la maestra Madríz, quien celebra su cumpleaños 68 rodeada de la sonrisa de niños y niñas.

Los más pequeños cantaron y bailaron las diferentes manifestaciones tradicionales curieperas: Mina y Curbata, Culo e’ Puya, Quitiplás, Quichimba, Fulías, Parrandas, Décimas, Legíos y Tonadas.

Al ritmo del popular tema Amalia, llegó a la fiesta cultural venezolana la Cantoría de Barquisimeto, Ensamble Coral selectivo de los coros juvenil y adultos de la Banda de Conciertos del estado Lara “Maestro Antonio Carrillo”, institución adscrita a la Secretaría de Educación, Cultura, Deportes y Recreación.

La agrupación se inició en el año 2008 bajo la dirección de su fundadora la Prof. Lizbeth Mendoza, con el propósito de crear un espacio de hermandad y de crecimiento músico-coral, promoviendo los principios humanistas.

El repertorio abarcó obras de la música popular y tradicional venezolana, con el fin de resaltar y fortalecer nuestra identidad.

Para continuar la cita cultural, Ismael Querales y la bandola venezolana constituyó, sin duda alguna, una presentación de referencia musical, al ser un extraordinario músico, cantante y compositor, con más de 50 años de trayectoria artística, que además en 2023 recibió el Premio Nacional de Cultura 2021-2022 mención Culturas Populares, por su especial modo de interpretar la bandola que le ha permitido establecer una tendencia en la cual fusiona, de forma magistral, la música tradicional llanera y otros géneros, como el joropo central, con elementos de la música urbana.

“Para mí es un agrado estar aquí en esta fiesta tan importante llamada Viva Venezuela, que recuerda la canción famosa que grabamos nosotros con Un Solo Pueblo hace muchos años y que resultó un total éxito”, dijo.

En su presentación dispuso de dos tipos de bandolas, la primera es la popular llanera de cuatro cuerdas, y la segunda la bandola central, que se interpreta mucho en Barlovento, Cupira, y llegó al pueblo de San José de Guaribe.

Al correr de la jornada llegó la joven cantautora y fagotista Luisana Pérez, formada en la agrupación Voces Risueñas de Carayaca, quien ha mezclado en sus trabajos discográficos géneros musicales como el merengue caraqueño; la gaita de tambora, del estado Zulia; el vals; el joropo con estribillo, del oriente del país y el característico sangueo de la costa, de la mano de importantes compositores venezolanos como Francisco Pacheco, Jesús “Catire” Carpio, Leonel Ruiz, Pedro Marín, Enio Escauriza, Sergio Morales y Simón Decena.

“Seguimos impulsando nuestra música y la cultura nuestra, que resalta toda nuestra identidad”, sostuvo.

Y para cerrar por todo lo alto, la emblemática agrupación “Venezuela Un Solo Pueblo”, dirigida por Ismael Querales, ofreció un repertorio variado compuesto por parranda, calipso, merengue caraqueño, y tambor.

Dedicaron de manera especial un compás de fulias de Cuyagua, estado Aragua, para rendir tributo a la Santísima Cruz de Mayo.

Todo esto y más información del Festival y las diversas acciones de la Gran Misión Viva Venezuela, Mi Patria Querida, se podrán encontrar en las cuentas, en X, @mvivavenezuela, en Instagram, @gmvivavenezuela y el la página web www.gmvivavenezuela.com.

T: Prensa MPPC/Franquis Toledo

F: Marcos Colina

noticias destacadas

archivo de
noticias

Meses

Comparte este texto

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram