Artículos

restos_algimiro5.jpg 

 

Prensa MPPC (17/07/2017) Desde tempranas horas de la mañana de este sábado, 15 de julio, el pueblo venezolano se desbordó en las calles de Caracas para acompañar los restos mortales del insigne luchador revolucionario, Argimiro Gabaldón al Panteón Nacional, donde reposará junto al padre de la Patria, Simón Bolívar, como reconocimiento a su gesta heroica a favor de la independencia, libertad y soberanía del pueblo venezolano.

Familiares, dirigentes políticos, compañeros de lucha y organizaciones sociales dieron inicio al homenaje en el Cementerio General del Sur, donde rindieron los respectivos honores y dedicaron unas sentidas palabras a quien fue uno de los líderes incansables en la lucha contra los gobiernos de la Cuarta República.

La ministra del Poder Popular para la Cultura, Alejandrina Reyes, afirmó que este acto de inhumación salda una deuda histórica que tenía la Revolución Bolivariana con la memoria de este luchador guerrillero que dio su vida por defender la nación y proteger los intereses de los venezolanos.

“Es muy importante este acto de justicia. Argimiro vuelve y vuelve hoy 15 de julio para estar al lado de nuestro padre Libertador, para darnos fuerza a todos los venezolanos y venezolanas para que sigamos adelante. Hoy estamos saldando una deuda con la historia”, expresó Reyes.

Señaló que este homenaje forma parte de las acciones legadas por el comandante Hugo Chávez Frías para reivindicar las luchas de aquellos hombres y mujeres valientes, que se atrevieron a enfrentar la violencia y represión del neoliberalismo.

La ministra resaltó que Argimiro Gabaldón fue un hombre integral que, más allá de las armas, se dedicó a alfabetizar con la Biblia y sus poesías a los campesinos y trabajadores para el despertar de sus consciencias.

“Él nos dijo que el camino es duro pero es el camino y, efectivamente, ésta guerra económica que tenemos es dura pero nosotros vamos a lograr avanzar en un camino correcto con esa hoguera que es Argimiro que va a nuestro lado”, añadió.

En este sentido, el presidente del Centro Nacional de Historia (CNH), Pedro Calzadilla, aseguró que los ideales y valores libertarios de Gabaldón constituyen uno de los pilares fundamentales para la consolidación y defensa del proceso bolivariano, ante las actuales pretensiones violentas de la derecha nacional.

 

Argimirojbfuwf.jpg

“Argimiro tenía una frase que decía: Somos la vida y la alegría en tremenda lucha contra la tristeza y la muerte. Ese es un lema de la Revolución de todos los tiempos,  (…)  por eso este acto tiene la significación, el valor y la importancia de que hacemos justicia histórica con quien es uno de nuestros libertadores, que ayer la derecha acusó y criminalizó como un bandolero, como un asaltador de camino, sin embargo era un defensor de los intereses y de la vida de los pueblos”, manifestó.

Asimismo, recalcó que el traslado de sus restos al Panteón Nacional representa una forma de enaltecer su memoria y desmontar las mentiras impuestas por el régimen puntofijista que durante años opacó la lucha social de este dirigente revolucionario.

“Al llevarlo al Panteón estamos diciendo que nosotros, los defensores de la vida y la alegría, hoy cuando la muerte y la tristeza quieren apoderarse nuevamente del país, nosotros con Argimrio reiteramos un compromiso con la paz, con la vida, y la alegría”, agregó.

Por su parte, el presidente del Instituto del Patrimonio Cultural (IPC), Omar Vielma, enfatizó que Argimiro Gabaldón, junto a Fabiricio Ojeda (también trasladado al Panteón, el pasado 23 de enero), fueron los responsables de direccionar nuestra Patria al camino de la transformación hacia socialismo, hecho que consolidaría, años más tarde, el comandante Chávez.

“Era una deuda que tenía la Revolución de valorizar estos camaradas para que todos los conozcan. Eran patriotas que estaban defendiendo al país, de una amenaza interna, lo mismo que está haciendo el presidente Maduro con todos nosotros, defendiendo una patria que construimos juntos, estamos en armas, pero en armas de paz”, subrayó.

Esta actividad contó, además, con la presencia del vicepresidente de la República, Tareck El Aissami; el dirigente revolucionario Darío Vivas; el padre Numa Molina, y varios compañeros de lucha de Argimiro Gabaldón, entre ellos: Juan Carlos Parisca y Braulio Álvarez.

Fotos: AVN